miércoles, 18 de agosto de 2010

Capítulo 7: Doble Venganza

Dryaddin caminaba decidida por el campo de batalla. Una leve brisa meció sus cabellos y observó el borroso horizonte. “Mor’Ladim, nuestro encuentro solo tendrá un desenlace”, pensó la Paladín. Un grito la despertó de su ensoñación. Mor’Ladim, había hecho de las suyas y no debía dejar que siguiera atacando a los visitantes del camposanto. Con un grito de guerra, llamó la atención del Asesino y se lanzó con su hacha en alto. La batalla fue intensa y agotadora, pero por fin, Mor’Ladim había muerto. Descansó bajo un árbol y después, tras reunirse con Zarokki, destruyeron juntos al Nigromante y con ello a todos los no-muertos que amenazaban la Aldea. Al llegar a la posada para reposar después del duro combate, Zarokki sonrió a Dryaddin y le comunicó los próximos planes:
- Mañana partiremos al alba, Dryaddin, ya que nuevas misiones se nos han sido encomendadas. Además, si tenemos tiempo te mostraré una de las ciudades más asombrosas de las Tierras del Este. Buenas noches y dulces sueños. – le susurró dulcemente mientras la arropaba en su cama.